viernes, 13 de noviembre de 2015

Voló la poesía

Discutían los poetas por quién escribía mejor poesía. Mientras, la poesía se escribía sola sin letras. ¡Ay, cuartetas!

Discutieron entonces los poetas por haber abandonado a la poesía. Y la poesía se declamaba sola. ¡Ay, tristeza!

Se enzarzaron los poetas en acusaciones sobre quién se olvidó de la poesía. Y la poesía volaba ya sola. ¡Ay, cometa!

Lloraron los poetas al ver marchar la poesía. Y la poesía ¡ay, mujer! viajó en busca de aquel que solo la amara a ella.


4 comentarios:

  1. Si no se presta atención a lo que estamos haciendo, tenemos entre manos, llega el desorden con sus infinitas maneras incontrolables, ya sean importantes, muy importantes, o no.
    La vida es implacable tanto para generar más vida, felicidad, gozo, alegría, cómo para generar dolor, malos rollos, problemas, situaciones que van contra la vida. Aunque en ambas situaciones, ahí está operando el orden, ya sea que nos guste o no.

    ResponderEliminar
  2. Estupendo Juan Antonio, siempre con la poesía y con los poetas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar. Este blog está registrado en Safe Creative®