lunes, 18 de julio de 2016

Amor imposible


Cuando el deseo grita y la razón se despista, la luna parece tan alcanzable que no existen entre ella y nosotros ninguna estrella.

Engañar al destino, sufrir el presente. Cuando la luz se oscurece porque el ocaso aparece, y el reflejo se convierte en sombra.

Querer alcanzar el futuro, robarle al ahora minutos. El corazón muere en cada latido y la sangre, como el ácido, quema.

Soñar que no es un sueño, que el mañana no es un deseo. Explotan en mil pedazos las ilusiones, y la vida vuelve a ser monótona.

Hoy he conocido el amor, imposible. Hoy he conocido el amor imposible; un tú y yo que se ha quedado en un rincón de mi poema.

(Imagen: Extracto de <<La promesa>>, de mi libro "De profundis. Relatos y poemas de un hijo pródigo").

miércoles, 13 de julio de 2016

Una carta de amor


Le pidió una carta de amor, y pensó que el amor no cabe en un sobre.

De sus labios -trampas de carmín-, unas palabras le susurraron que de sus manos surgiesen, de cariño, acordes.

De sus ojos -mares donde naufragar-, una mirada le sugirió que su corazón bombease la tinta con la que escribir mil veces, de la amada, su nombre.

De su pecho -volcán en erupción-, una agitada respiración le instaba a querer conocer rápido las letras enamoradas del hombre.

Le pidió una carta de amor, pero su amor no cabía en un sobre.